domingo, 10 de febrero de 2008

Cristóbal

En la Clínica, casi listo para irse a la casa. En esta foto estaba en brazos del papá.


En la clínica, un poco antes del alta.


En su cuna, plácido, uno de sus primeros días en la casa.


Dormido después de un paseo a la esquina con la Nuvia.

Un día que estuvo horas en su cuna jugando y "conversando" con una flor.


Más preocupado de la cámara que del agua.


Duchándose con su papá.

Un gordito alegre.


En brazos de la mamá, bien abrigado y redondo.


Muerto de la risa, de colado en la cuna de la Antonia.

Con un gorro peludo que usábamos para sacarlo el invierno del 2003.


Lindo mi niño...

Bien amarrado a la silla, probablemente para salir a ponerse la sonda nasogástrica.

En el columpio.


Todavía no aprendía a mantenerse sentado solito.

Con un xilófono que le regaló el Pipo para estimular su audición.

Carita de malo. Sentado en el coche porque íbamos a salir.


En un paseo que hicimos por el jardín del condominio. Estaba muy contento y peinadito con jopo.


Gordito durmiendo en un columpio en la terraza del departamento. Lejos el mejor para dormir de día y vivir de noche.


Esta foto la sacamos el día antes de operarlo de reflujo por segunda vez. En esa operación le puesieron el botón. Tenía 11 meses.

Con ganas de aprender a gatear.


Le gustaba estar parado en esa especie de andador sin ruedas.

Conmigo.


En la piscina de pelotas.


Muy concentrado "trabajando" en algo.

Cerca de la Navidad del 2003. Había que afirmarle las manos para que no se sacara el gorrito.


Y se lo sacaba de todas maneras.


Un poco baboso pero rico.

En la casa de los tatas.

En una piscina de plástico que les poníamos en la terraza del departamento.

Cara de malo.

Investigándose el pie en el pasto del jardín del condominio de Alejandro Serani.

Gordito y con dos dientes.

Con las manitos gordas adentro de la boca.

En Marzo del 2004 nos fuimos una semana de vacaciones a Viña. No digamos que le encantó la arena, pero se las arregló para jugar con ella sin tocarla demasiado.

Contento en la playa.

Jugando con Pedro, llenos de arena.

Hincado en la arena. Todavía no caminaba ni gateaba.

Apretado con su mamá. Más feliz ella que él.

Durmiendo siesta en mi cama.



Bañándose con un patito de goma.


Adentro del canasto de la ropa sucia.

En el Parque Araucano peleando por la envoltura vacía de un sandwich.

En la jirafa del Parque Araucano.

Creyéndose la muerte.


En Agosto de 2004 hicimos un paseo a la Granja Educativa de Lonquén. Tuvimos que dejar los coches botados y recorrimos todo a pie.

En el Parque Araucano con su pelota de pinchos.

Muchas veces íbamos al Parque Tennis al dar un paseo y, de paso, mirar personas jugando tennis. En esa época a mí se me ocurrió pelarlo, o sea, se me pasó la mano con el corte de pelo y así quedó el pobre.

Mostrando las secuelas de su mano después de haberse caido.

Feliz.

Con Pedrito en brazos de la Toti.

Algunos intentos no muy consistentes de enseñarle a hacer pipí en la pelela.
Siempre ha sido seco para dormir de día... y para trasnochar.

La Antonia lo llevaba a andar en un carrito que les regaló la Josefina para una Navidad.
En la playa. Él solito se tiró arena en la cabeza. Estaba entre fascinado y nervioso con la textura.


En pijama andando en su moto naranja adentro del departamento.


Furioso.

En la casa de la Petel, con uno de los regalos de Navidad que les hicieron ese año (2004)


Navidad 2004, conmigo en la casa de los Edwards Viviani.

Durante el verano del 2005, en los jardines del edificio de Alejandro Serani.



En la tina del departartamento de Alejandro Serani. No siempre se bañaba tan contento, a veces gritaba como si lo estuvieran matando.

En la casa de los Tatalos, un poco antes de que se vendiera.



En la casa de sus primos, jugando con un coche de la Amanda.



En el Otoño del 2005, recién llegados a la casa de Aristófanes.


En la plaza al frente de la casa, a fines del 2005

A fines del 2005 aprendió a controlar los esfínteres diurnos. Un poco tarde, pero es que la madre no lo intentó antes porque le daba ataque pensar en tres niños haciéndose pipí en la alfombra al mismo tiempo.

Para la Navidad del 2005 el Picho les regaló esta pera a los tres niños. Estuvieron toda la tarde-noche tirándose "piqueros" sobre ella... hasta que a Cristóbal se le rompió el botón y quedaron prohibidos los guatazos.

Enero de 2006. Fuimos a celebrar mi cumpleaños a la playa con mi mamá y Gonzalo. Los niños lo pasaron demasiado bien. Esta es la cara de "filidad" (felicidad) de Cristóbal.


Cristóbal con su papá.

En la piscina plástica de la casa con Pedrito.

Con su amigo Goyo.

Con la Antonia y el Goyo.



Trepando en el Parque Araucano

Tocando "batería" en la cocina con la Anto.

Con la Antonia muy abrazaditos.


Con su papá.


La primera vez que fue a la nieve le cargó, la encontró "muy fría". Terminó subiéndose al auto y jugando a manejar mientras sus hermanos hacían un mono de nieve.


El Rey y Superman felices.

Con un disfraz de Rey que le regaló la Petel.

Con Pedrito, muertos de la risa.

En Enero de 2007 fuimos a Algarrobo invitados por el Tatalo y la Petel. Pasamos ahí el año nuevo.


Durante el verano de 2007 en Algarrobo.


Su primer día de clases en el Jardín Mayor del Colegio San Esteban. Estaba un poco nervioso, pero se adaptó rápidamente.


Trepado a un árbol en el Cajón del Maipo.

Muerto de la risa.


La Semana Santa del 2007 la pasamos en Zapallar. En esta foto están la Antonia y Cristóbal jugando en el living de la casa de abajo.


Cristóbal en Zapallar.


En Agosto del 2007 nevó en Santiago. Los niños estaban fascinados. Én esta foto está Cristóbal trepando una roca en un paseo que hicimos a la Hacienda Santa Martina para aprovechar de jugar con los últimos restos de nieve que quedaban.

En una fiesta de los bomberos a la que nos invitó Mauricio. Muy serios en su rol.


Para las vacaciones de Sepetiembre del 2007 fuimos a Zapallar. Aquí está Cristóbal andando en burro en Cachagua

Posando para las cámaras.

El 18 de Septiembre del 2007 fuimos a pomaire. Almorzamos en un restaurante típico y después compramos chanchitos de greda. Cristóbal pintó el suyo de colores con témpera.


En la Kermesse de la Maisonnete el año 2007. Se subió al juego de "gánesela al toro" y se creía la muerte porque le ganó.

Andando en los triciclos del Mampato con la Antonia a fines del 2007

A fines del 2007 le dio por disfrazarse de payaso. De ahí sacó el Viejo Pascuero la idea de relagarle pinturas y peluca de payaso para la Pascua.

El día que celebramos su cumpleaños número 5 en La Maisonnette estaba super contento. Fueron todos sus compañeros, que compartía con Pedro, y los de la Antonia.

En Algarrobo regaloneando conmigo. Fuimos invitados por sus abuelos paternos a pasar el año nuevo. Los fuegos artificiales "le fascinaron"., y pensó pedirle a Dios que le manadara fuegos todos los días argumentando que "los brillos me hacen bien".

Para la Navidad del 2007 el Viejo Pascuero le trajo un set para maquillarse de payaso. El día que le tomé esta foto, me había pedido que lo pintara como Doki, un perro del Discovery Kids.


Para la Navidad del 2007 la Toti les regaló a Cristóbal y a Pedro un disfraz de los Power Ranger.

Jugando a colgarse de la Antonia como un Koala. Santo Domingo 2008.

En nuestras últimas vacaciones, Enero del 2008 en Santo Domingo.

1 comentario:

M.Ignacia dijo...

Wiwi, tu no sabes todo lo que te adora tu Toti. Verte así desde tan chiquito me recuerda tantas cosas pasadas juntos y me hace feliz saber que eres mi nieto. M.Ignacia, Toti